Patrimonio abandonado, alquerías valencianas.

Hoy os traigo un tipo de construcciones que si bien no tienen una arquitectura en común si que les une algo, el abandono que sufren. Las alquerías típicas de la zona de la huerta de Valencia.

Alquería de Falcó en Torrefiel

Alquería de Falcó en Torrefiel

Alquerías de Benicalap, San Isidro o Torrefiel han sufrido incendios. La Alquería Dels Moros se mantiene en pie con puertas y ventanas tapiadas, y con los muros llenos de graffitis . A poca distancia encontramos la de La Torre que se ha convertido en refugio de familias sin recursos. Y un poco más allá, destacando que se llegó a incluir en un circuito de puntos de interés turístico de L´Horta, está la alquería Del Pi manteniéndose en pie gracias a que está apuntalada.

Alquería en Marxalenes

Alquería en Marxalenes

Para entender la historia de Valencia y su área metropolitana no hay que olvidarse de la huerta, ese territorio frágil, podríamos decir que único. Un espacio lleno de excepcionales valores ambientales, culturales y patrimoniales. Ese patrimonio agrícola que nos regala construcciones como norias, acequias árabes, bancales, huertas, fuentes, barracas y alquerías que son indispensables para entender la evolución de las técnicas agropecuarias y la esencia de la ciudad.

Alquería de La Torre en Benicalap

Alquería de La Torre en Benicalap

Estado de abandono de la Alquería de La Torre

Estado de abandono de la Alquería de La Torre

La alquería, del árabe alqaríyya, son mayoritariamente de dos plantas. En la planta baja que normalmente es donde se hacia la vida es prácticamente diáfana, mientras que la planta superior estaba dividida en habitaciones donde se realizaba el descanso. Las cubiertas son a dos aguas con alguna excepción en la que aparece alguna terraza o torre.

Las alquerías que han llegado a nuestros días tienen sus antepasados en la época árabe, que tras la conquista y posterior repoblación de Valencia adquieren un valor importante en la colonización del territorio. El modelo que ha llegado a nuestros días es el de influencia italianizante y clasicista que exporta la corte de Alfonso el Magnánimo. Pero aún así podemos destacar una tercera tipología de construcción rural consolidada durante el Imperio de los Austria , el palacio aristocrático rural con huerto-jardín, de la que la Alquería de la Serena, de la Sirena o de los Ferragud (1553) es la más representativa.

La alquería Del Moro es la mejor representante de esa desidia por parte de la administración. A pesar de ser declarada Bien de Interés Cultural en 2004 y ser de propiedad del ayuntamiento desde hace 14 años el abandono es más que evidente.

Alquería del Moro en 1975

Alquería del Moro en 1975

La alquería está formada por dos grupos de edificios, separados por una calle perpendicular al Camí Vell de Burjassot. La vivienda principal es una pieza de planta basilical en la que las actuales fábricas son de finales del s. XV o principios del s. XVI.  Ésta define uno de los mejores ejemplos de la arquitectura señorial valenciana que ha llegado a nosotros en buenas condiciones y sin haber sufrido transformaciones importantes en siglos posteriores. Al sur, se sitúan un grupo de edificios, unos de habitación y otros cuyo origen era de uso económico, son edificios más antiguos, donde se albergarían dependencias de apoyo a la labor agropecuaria y residencial: hornos, carnicerías, graneros, etc. Una casa posiblemente del finales del s. XVIII completa el conjunto actual y abre fachada al Camí de Burjassot en su lado sureste.

Estado actual de la alquería del Moro en Benicalap

Estado actual de la alquería del Moro en Benicalap

Alquería del Moro

Conjunto de la Alquería del Moro

Apreciable abandono del conjunto

Apreciable abandono del conjunto

Un caso opuesto es la alquería Félix situada en el barrio de Marxalenes rehabilitada gracias a la creación de una nueva zona verde para el barrio.

Alquería de Félix

Alquería de Félix

conungarabatoconungarabto

La alquería de Félix es originaria del siglo XIV. El conjunto de vivienda agraria estaba compuesta originalmente por tres cuerpos . Es mucho más modesta que la cercana alquería de Barrinto de esencia señorial y que en la actualidad es la biblioteca Joanot Martorell.  El cuerpo principal estaba formado por una crujía con un piso de altura más otra perpendicular a ella de planta baja en la que encontraríamos la cuadra y el almacén.

Interior alquería Félix

Interior alquería Félix

Sala rehabilitada

Sala rehabilitada

Su nueva función es la de albergar un centro de interpretación y actividades para niños y jóvenes en general acerca del conocimiento sobre las viviendas rurales valencianas y el entorno huertano y lacustre en el cual se insertaban. A día de hoy sólo el Aula de Naturaleza destinada a los más pequeños está en funcionamiento y ocupa lo que era la antigua cuadra o pajar.

Las alquerías de la huerta valenciana son un vestigio señorial que ha resistido el paso de los siglos, pero que hoy, a pesar de que algunas gozan de una protección especial sufren un abandono al que se le debería poner remedio si no queremos perder parte de esa historia agraria que es nuestra esencia como pueblo.

L´Horta de València

L´Horta de València

Bibliografía.

Ajuntament de València.

http://www.valencia.es/ayuntamiento/urbanismo.nsf/vDocumentosTituloAux/42F7A87CE3DB8800C125729900411F9F?OpenDocument&bdOrigen=ayuntamiento

“Alqueríes: paisatge i arquitectura en l´horta” Miguel del Rey y otros. Ed. Consell Valencià de Cultura. 2002

Recomiendo visitar https://www.facebook.com/arquitecturarural.valenciana por su labor en la recopilación del patrimonio rural valenciano.

 

Fotos realizadas por Jose Luis Núñez

Espero vuestras opiniones. Si tomas contenido de este blog sólo pido que nombres de donde lo has obtenido y si te ha gustado compártelo.

Anuncios

Las Catedrales Industriales

Paseando por uno de los nuevos barrios de la ciudad de Valencia podemos ver como la arquitectura del siglo XXI convive con esa arquitectura industrial del siglo XIX, donde la ciudad se conforma con el diálogo abierto entre pasado y presente.

Chimeneas Avd. Francia Valencia

Chimeneas Avd. Francia Valencia

Estas chimeneas que en si solas no configuran un espacio interior, guardan un gran valor patrimonial, paisajistico y constructivo digno de ser conservado, ya que fueron elementos imprescindibles para el funcionamiento industrial de la Comunidad Valenciana.

Chimenea en Burjassot

Chimenea en Burjassot

Chimenea zona Ciutat de les Arts de Valencia

Chimenea zona Ciutat de les Arts de Valencia

Chimenea en Aldaia

Chimenea en Aldaia

Estas Catedrales de la Industria se alzan varios metros, bellas e inmóviles. Levantan nuestra mirada al cielo para fijarnos en su remate y nos traen recuerdos de otros tiempos y de una ciudad distinta. Están cargadas de expresiva belleza que les atribuye el paso del tiempo con sus ladrillos ennegrecidos.

Son hitos urbanos que la ciudadanía los identifica con lugares concretos, creando una potente imagen urbana. Estas construcciones de ladrillo fueron absorbidas por la ciudad y su urbanismo, pasaron a competir en altura con los bloques de viviendas surgidos en los nuevos barrios.

Estas últimas supervivientes de la industrialización de finales del XIX y principios del XX siguen mirando al cielo y llenan en vertical paisajes urbanos, jardines o plazas de nuestras ciudades.

Es a finales de los ´80 cuando se decide protegerlas ya que antes no se tenía en cuenta ese valor socio-cultural que poseen. La Ley de Patrimonio Valenciano 4/1998 del 11 de junio protege las chimeneas anteriores a 1940 como Bien de Relevancia Local (BRL). Aunque la Ley no protege a las viejas fábricas estás se podían haber restaurado, pudiendo ofrecer un uso social para los nuevos barrios. Pero es evidente que los terrenos industriales se convertían en un suelo goloso para constructores y especuladores cuyo objetivo era ganar mucho dinero.

Chimenea Nuevo Mestalla actualmente cortada en cuatro piezas y almacenada hasta que se decida su nueva ubicación.  (foto de Levante- EMW)

Chimenea Nuevo Mestalla actualmente cortada en cuatro piezas y almacenada hasta que se decida su nueva ubicación. (foto de Levante- EMW)

Las primeras chimeneas construidas en el siglo XIX se realizan a imagen y semejanza de modelos ingleses y franceses, debido a la importación de maquinaria y de ingenieros de estos países.

Para el ciudadano todas las chimeneas parecen iguales, un obelisco de esbelto fuste cuya terminación tiene un ligero ornato antes de dejar salir los humos. Sin embargo, descubrimos que visualmente tiene tres partes bien diferenciadas, base, caña o fuste y corona o remate, siendo ésta última donde mayor variedad podemos encontrar.

Corona de Chimenea cerca de la parada metro Rio Rosas. Madrid

Corona de Chimenea cerca de la parada metro Rio Rosas. Madrid

conungarabato

Se utiliza como material básico el ladrillo cocido, que es un buen aislante térmico. La sección interior disminuye de la base al remate, con tal de conservar una corriente ascendente y favorecer la combustión. Su construcción obedece a la utilización del vapor en la fábrica.

El fuste se desarrolla con una sección decreciente con inclinación de 2,5%. Con la dimensión de la boca superior de la chimenea y la altura que se necesita alcanzar se obtiene las dimensiones de la base. La corona es el sello del constructor, que utiliza el mismo modelo en toda su producción.

La forma de la mayoría de las chimeneas es circular, siendo la cuadrada menos frecuente y la octogonal particular de la zona levantina.La sección circular exige ladrillos aplantillados curvos, aunque se construyen chimeneas circulares con ladrillos rectos, cuando el diámetro es tan grande que permite, sin perder la apariencia de curbatura. La forma octogonal precisa de ladrillos aplantillados especiales para las esquinas.

Chimenea helicoidal. Valencia

Chimenea helicoidal. Valencia

Chimenea circular en Gaspar Aguilar. Valencia

Chimenea circular en Gaspar Aguilar. Valencia

El proceso constructivo se desarrolla con un mínimo de cuatro operarios: dos al pie de la chimenea preparando mortero y ladrillos e izándolos con una polea, otro que se encarga de apilar y suministrar el material en altura, unos dos metros por debajo de los dos últimos, que son los que levantan la obra.

El replanteo en la base es función de la altura: la dimensión de referencia suele ser el tamaño del hueco en la parte superior de la chimenea, aproximadamente 80 centímetros, que permite el trabajo de un operario actuando en su interior.Se utiliza andamios hasta unos tres metros de longitud de fuste, que sumados a la base puede llegar a unos 7 – 8 metros. Sin embargo, la manera más habitual es prescindir de ellos y trabajar desde dentro.

Muy pocas chimeneas industriales se construyeron siguiendo un proyecto con sus cálculos correspondientes. Los constructores levantaban las chimeneas siguiendo las pautas y reglas aprendidas de sus antecesores.

Tres aspectos son los que determinan la estabilidad de las construcciones: La capacidad resistente al propio peso, la estabilidad frente al giro del apoyo y la resistencia al viento. La cimentación se fundamenta sobre la resistente piedra tosca y a base de hormigón, sin armadura, consta de una losa de unos cuatro metros de diámetro y pocos centímetros de espesor. Un conducto bajo rasante en dirección norte, de unos 15 metros, comunicaba con la caldera.

Chimenea circular junto Parroquia San León el Magnanimo. Madrid

Chimenea circular junto Parroquia San León el Magnanimo. Madrid

La ciudad y sus nuevos barrios deben poner en valor estas construcciones para seguir ofreciendo nuestra evolución urbana a los futuros habitantes.

Bibliografía:

Lopez Patiño, G. Actas del VII Congreso Nacional de Historia de la Construccion. Madrid: Instituto Juan de Herrera, 2011

http://www.sedhc.es/biblioteca/actas/CNHC_7%20(75).pdf .

Si queréis saber más sobre chimeneas industriales os recomiendo visitar el blog:  bloggracia.wordpress.com

Fotos realizadas por Jose Luis Núñez

Espero vuestras opiniones. Si tomas contenido de este blog sólo pido que nombres de donde lo has obtenido y si te ha gustado compártelo.