Cigales, tierra llena de historia.

Academia de Caballería

En mi visita a Valladolid descubrí la ciudad castellana con su impresionante Plaza Mayor que te recibe y acoge a tu llegada de un viaje en tren como era mi caso, su gastronomía, sus gentes o sus numerosos rincones cada uno con su encanto que te hacen disfrutar de la ciudad.

Plaza Mayor del siglo XVI

Acceso al Museo Nacional de Escultura

Mercado Val

Mercado Val

Pero en este post os voy a hablar de lo que para mi fue un sorprendente y gratificador descubrimiento. Cigales, situado a pocos kilómetros de Valladolid y lleno de historia que se refleja en su arquitectura y sobre todo en sus bodegas que suministraron ese valioso caldo a la Corte de Castilla.

campo de viñas y al fondo Cigales

campo de viñas y al fondo Cigales

Cuando vas camino a Cigales desde la capital te va recibiendo la planicie que tanto caracteriza a esa parte de la Península, con sus tonalidades rojizas muy presentes en las hojas otoñales de las viñas.

Lo primero que se divisa en el horizonte es su monumental Iglesia de Santiago, sus dos torres saludan al visitante y lo acogen al igual que la gente de esas tierras. Edificio construido sobre otro ya existente en la Edad Media. Se comenzó a construir en 1535 y se finalizó en el 1772, en él podremos encontrar varios estilos desde el Gótico hasta el Neoclásico pasando por el Renacentista.

Iglesia de Sntiago

Iglesia de Sntiago

Portal de Santiago

conungarabatoGracias a sus dimensiones podemos deducir la importancia que tenía Cigales en la época. El edificio está construido con piedra caliza blanca y el proyecto fue encargado al arquitecto Rodrigo Gil de Hontañón, a quien también debemos obras como la propia catedral de Valladolid o de Segovia y a la introducción del Renacimiento en España.

Lo que más nos llama la atención son las dos torres Herrerianas de cuartro plantas y remate cupulado y en el interior de una de ellas encontramos el baptisterio del s. XVIII. Las dos torres enmarcan la portada principal que da acceso al templo. La otra entrada llamada Portal de Santiago es exactamente igual que la portada de la Catedral de Valladolid solo que con unas dimensiones más reducidas.

Al acceder al interior del templo la primera sensación que tienes es de estar en un espacio inmenso, es entonces cuando aprecias la magnitud del edificio. Es un edificio de tres naves cuya cubierta está a la misma altura y sustentada por seis pilares con base octogonal y un fuste muy estilizado.

El interior es claramente renacentista, las aristas de las grandes bóvedas están decoradas con yeserías. Las naves laterales albergan magníficos retablos casi todos ellos del siglo XVIII de los que podemos destacar por su belleza el Retablo de Santo Domingo y el Retablo de la Inmaculada.

Interior del Templo

Interior del Templo

conungarabato

Pero lo que más llama la atención es la grandiosa obra Barroca que es el Retablo Mayor, dividido en tres cuerpos y donde las imágenes destacan por su detalle en rostros, ropas y posturas.

En Cigales hay historia por todos sus rincones, desde la Ermita de Nuestra Señora de Vilora hasta la Antigua Iglesia Protestante pasando por la propia Casa Consistorial de 1884.

Interior de la Ermita de Nuestra Señora de Vilora

Interior de la Ermita de Nuestra Señora de Vilora

Ayuntamiento de Cigales

Pero lo que para mi fue una grata visita es la que realicé junto a mi amigo Aitor a las antiguas bodegas de Cigales. Jesús, responsable de Turismo en Cigales , nos guió y nos enseñó dichas bodegas haciendo que la visita fuese muy especial.

Cuando te aproximas a uno de los dos barrios con los que cuenta la población de entrada no ves ninguna construcción que te permita intuir donde están las bodegas que íbamos a ver. Entonces te das cuenta que el paisaje se ven pequeñas colinas entre las que hay caminos. Es entonces cuando Jesús te dice que las bodegas están excavadas en tierra unos 9 metros de profundidad.

Exterior de bodega

Exterior de bodega

Exterior bodega

Exterior bodega

La bodega que visitamos fue la de Maria Luisa Centeno, una bodega de doscientos años y que tras descender por una escalera, sentir el cambio de temperatura empiezas a descubrir cómo se hacia vino en aquella época.

Descubrimos el lagar con su espectacular viga romana de 15 metros y más de una tonelada de peso y las salas donde envejecen los mostos hasta convertirse en los excepcionales vinos de Cigales.

Escalera de acceso a la bodega

Escalera de acceso a la bodega

Viga de madera de una tonelada

Viga de madera de una tonelada

conungarabatoconungarabato

Desde aquí animo a visitar esta tierra llena de historia y descubrir tanto su rica arquitectura como su gastronomía regada con clarete y conocer a esa gente tan acogedora que a mi me recibió con los brazos abiertos.

Agradecer a mi amigo Aitor que fue un gran anfitrión y a Jesús de la Oficina de Turismo por ser un excepcional guía que nos mostró los encantos de Cigales.

Si queréis saber más o poneros en contacto con la oficina de turismo podéis hacerlo vía twitter @TurismoCigales  o www.turismocigales.blogspot.com

 

Espero vuestras opiniones. Si tomas contenido de este blog sólo pido que nombres de donde lo has obtenido y si te ha gustado compártelo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s